[Aceptar]
Uso de cookies. En equipotaller.es usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Se ha añadido el producto a tu compra

EquipotallerEquipotaller. Venta de maquinaría

0,00 €
No tiene ningún producto en el carrito

Cerrar

Recogedora de aceite, le daremos mucho uso

14 septiembre 2016

Qué recogedora de aceite escojo, el cárter ha de quedar bien limpio antes de poner aceite nuevo, el aceite pierde su viscosidad a medida que se va utilizando, el aceite pierde sus cualidades, se corrompe.

Recogedora de aceite, le daremos mucho uso

 

Una de las funciones que más realizamos en nuestro taller es el cambio del aceite. Los fabricantes indican el kilometraje que hay que respetar para cada uno de estos cambios. Si no se llega a ese recorrido habrá que hacerlo igualmente al año o los dos años como mucho. Para realizar esta función será necesario que dispongamos de una recogedora de aceite.

 

Por qué cambiar el aceite del motor

Es vital que se realice esta operación de mantenimiento con regularidad, ya que de ello depende en gran parte el tiempo de vida de nuestro motor.

 

El aceite pierde su viscosidad a medida que se va utilizando. Los cambios de temperatura extrema que se producen alteran las propiedades del mismo y la lubricación pasa a ser cada vez menos efectiva. Si aguantamos excesivamente este producto, las piezas del motor se gastarán con mayor rapidez cada vez.

 

Incluso si no lo usamos, el aceite pierde sus cualidades, se corrompe. El exceso de uso así como el defecto estropean los aceites y esto a su vez causa un empeoramiento en la durabilidad de las piezas lubricadas.

 

Existen diferentes tipos de aceite en el mercado. No todos valen para nuestro motor, así que hemos de asesorarnos muy bien de qué aceite es el adecuado. Una vez tengamos los datos del necesario tendremos una segunda elección, que será la marca. Cabe decir que las más conocidas suelen ser las mejores. El precio también sube a medida que escogemos las mejores.

 

Qué recogedora de aceite escojo

 

El cárter ha de quedar bien limpio antes de poner aceite nuevo, por eso hay que vaciarlo de la manera adecuada. Siempre es conveniente cambiar el filtro de aceite.

 

La primera vaciadora de la que hablaremos es la más sencilla. Se trata de una cubeta de gran capacidad que se sitúa debajo del tapón del cárter y se deja ahí colocada hasta que termine de escurrir. Este es el tipo de recogedora más sencillo y económico, pero presenta el inconveniente de que hay que agacharse debajo del coche para hacer el trabajo. Sin embargo no ocupa sitio y se puede transportar en una unidad móvil, por ejemplo sin mayores problemas.

 

La segunda que mencionaremos es la que recoge el aceite por gravedad.Consiste en un embudo que se sitúa debajo de la apertura para el vaciado y se deja ahí hasta que termine de escurrir. La gran ventaja es que tiene un depósito integrado que recoge gran cantidad de aceite y sirve para varias operaciones. Además será mejor para nuestra espalda, ya que se coloca con el vehículo elevado. El gran inconveniente es que se necesita una plataforma elevadora para usarlo.

 

Y la última es la de recogida por gravedad y aspersión. Es la que más limpio y seco deja el cárter, ya que aspira hasta la última gota. Evita mancharse ya que se introduce una manguera por la parte superior del motor y no gotea. La única pega es que es más cara que las anteriores.

 

Encontrará los tres tipos de recogedores de aceite para taller aqui, con la garantía de calidad y buen precio que siempre ofrecemos a nuestros clientes.